El contagio de la estética swing

Si hay algo que caracteriza a los encuentros cada vez más frecuentes de estética swing y lindy hop es un estilismo y una estética cuidada que va más allá de la ropa de los bailarines y que se impregna en el ambiente que se respira.

Nacido en el corazón de la gran depresión estadounidense de los años 20 y 30, este baile resurge con fuerza en la actualidad en las grandes ciudades para sacarnos a la calle, ponernos una sonrisa en la cara al ritmo de la música y desconectar de la realidad con la estética swing

7865_967_544

El Lindy Hop se popularizó en Nueva York en los años 20.1794774_10154119555500398_5634928293797969856_n

Impact Hub Madrid se ha vestido de swing en varias ocasiones.

Los bailarines, de punta en blanco en los grandes eventos “lindyhoperos”, eligen detalladamente sus trajes. Ellas, con falda con vuelo, camisas retro y peinados con ondas, y ellos, con pajarita, chaleco y tirantes. Para el calzado, unos y otros coinciden en la comodidad de unas bambas estilo Victoria o Keds, perfectas para deslizarse en la pista. Si bien, para los grandes acontecimientos ellas se decantan por zapatos de tacón bajo estilo Mary Jean y ellos por zapatos retro con cordones.

estética swing

El calzado cobra especial importancia, no sólo para deslizarse mejor y mantener el ritmo, sino para mantener la coherencia estética.

Ondas-swing estética swing

Los peinados con ondas y los recogidos son los favoritos para poder girar sin preocupaciones.  

Lady_cacahuete_swing

Cada vez son más las tiendas donde encontrar el kit perfecto para el bailarín de Lindy Hop.

No hay excusa para no salir a la pista, pintarse los labios de rojo y dejarse llevar por este divertido baile.

Y para ti, ¿cuál es tu outfit de swing favorito? ¡Cuéntanoslo abajo en los comentarios!