Escápate si puedes

19 Feb 2016

Un grupo de personas, una habitación cerrada, sesenta minutos, pruebas aparentemente indescifrables y sólo una salida. Se trata de un escenario que podría ser de película y, sin embargo, es uno de los elegidos por jóvenes y no tan jóvenes para las noches de los fines de semana de las grandes ciudades. Estamos hablando de los juegos de escapismo, una tendencia en boga en cada vez más ciudades de nuestro país.

sala_escapismo

De la sala cerrada sólo se puede salir cuando se descifren todas las pruebas.

Son espacios con uno o más juegos de escapismo que esconden un enigma que hay que ir descodificando a través de un gran número de pruebas. Durante la hora que dura el juego se ponen a prueba diferentes elementos como la perspicacia e inteligencia, la gestión del estrés o el trabajo en equipo. La fuerza física no sirve para nada en estos juegos.

juegos de escapismo

Elementos aparentemente extraños adquieren protagonismo a lo largo del juego para seguir avanzando.

Tal está siendo el éxito del boca a boca, que cada vez son más los departamentos de recursos humanos de empresas que están utilizando este tipo de juegos con diferentes finalidades: team building, análisis de la capacidad de liderazgo de sus directivos, mejora de trabajo en equipo…

luces_escapismo

Todo está preparado para causar recelo en los participantes. 

Con una estética lúgubre que invita a la incertidumbre en todo momento, estos espacios cuidan mucho por generar la intriga en todo aquel que visita sus instalaciones.

objetos_escapismo

Attila Gyurkovics es el fundador del primer juego de escapismo en Hungría y su cadena de salas está ya presente en España, Alemania o Australia, entre otros países.

El que lo prueba quiere seguir jugando y hasta es capaz de viajar a otras ciudades para jugar en nuevas salas y dejarse llevar por el enigma y el suspense de este tipo de retos intelectuales.

¿Te atreves a probar?